Diseño

Casi todo comienza con una idea... a veces con algún sueño o el hallazgo de algún garabato sutil. Difícilmente pueda explicarse el proceso de gestación de cada producto sin tener en cuenta que todos, absolutamente todos ellos, resultan de una mezcla de tiempo, ganas, colores y trazos que se van presentando, con ganas de salir a la luz. Aunque no siempre se vea a simple vista, en muchos de los productos puede encontrarse alguna historia, con su propia impronta, más allá de constituir parte de un sistema gráfico mayor: todos, en este baile, pertenecen y hacen su parte. Y eso hace muy emocionante el proceso de diseño, cada paso y cada saltito, cada guiño cuando se presenta. Lo dicho: "en nuestros cuadernos, pasan cosas!"